El proceso del colodión húmedo – Procesos Fotográficos – 5 de 12

Lista de vídeos y traducciones:

Quinto capítulo de la serie procesos fotográficos de la George Eastman House, dedicado al proceso del colodión húmedo:

Los colores identifican a los tres narradores de este vídeo para que sea más fácil seguir el hilo:

Jessica Johnston, Mark Osterman, Todd Gustavson, Alison Nordström

Antes de la era de la fotografía, solo los más ricos, quienes podían permitirse encargar un retrato pintado sabían el aspecto que tenían sus antepasados. La fotografía se usó principalmente para hacer retratos, porque las personas son lo que más nos interesa. Lo vemos como una forma muy democrática de conseguir lo que siempre hemos querido, que es registrar los rasgos de las personas a las que amamos. 

(Intro)

Os voy a enseñar un negativo de colodión húmedo sobre vidrio. Con mucho cuidado… Este proceso fue inventado en 1851 por Frederick Scott Archer.

En la década de 185o teníamos el daguerrotipo y teníamos el negativo sobre papel del calotipo. El daguerrotipo fue un éxito comercial. La placa que le entregaban al cliente era la misma que estaba en la cámara, no había negativo. Lo que se obtenía con el calotipo era un negativo, era un negativo que podía ser reproducido muy fácilmente. Se podían copiar decenas, incluso centenares de positivos de ese negativo, pero las imágenes eran muy poco nítidas. Es mucho menos sensible que el daguerrotipo. No se podían hacer retratos fácilmente con este proceso. Deseaban conseguir la capacidad de reproducción de los procesos positivo/negativos junto con la precisión y el detalle del daguerrotipo. En 1851 Frederick Scott Archer inventó un proceso denominado “Proceso del colodión húmedo”. Con el proceso del colodión húmedo podemos obtener un negativo para hacer copias sobre papel, podemos hacer una placa que es un positivo directo llamada ambrotipo y otro tipo de placa llamada ferrotipo que es también un positivo directo. Cuando trabajamos con el proceso del colodión húmedo producimos un negativo sobre cristal que puede ser copiado por contacto mediante una gran variedad de procesos de impresión y hacer miles y miles de copias. Al final de la década de 1850 ya había reemplazado al daguerrotipo. El proceso positivo/negativo fue el que triunfó, en parte, porque era mucho más económico.

Se necesita de una cierta planificación si se van a hacer trabajos de campo. Necesitas llevar un cuarto oscuro portátil. Viertes el colodión sobre la placa, la sumerges en el baño de nitrato de plata y cuando todavía está húmeda (goteando nitrato de plata), haces la fotografía, vuelves al cuarto oscuro y la revelas. Hay que hacer todo esto antes de que la placa se seque. La gente que se dedicaba a hacer imágenes de paisajes tenía que llevar una carreta con todos sus químicos. Era un reto.

En este negativo podéis ver las marcas del vertido del revelador que son características del proceso del colodión húmedo ¿Veis estas ondas aquí arriba? Eso es una marca de revelado, que se crea cuando el fotógrafo vierte el revelador sobre la placa. La cámara con la que se hizo esta fotografía tuvo que ser bastante grande para poder alojar un negativo de este tamaño.

Se podían hacer muchas cosas con el colodión, además de producir un negativo. Se puede colocar un papel negro, o una tela negra detrás de la placa y tendrás un positivo. Este tipo de fotografías, que se llamaban ambrotipos se colocaban normalmente en un estuche y se mostraban de la misma manera que los daguerrotipos. Se podía exponer un positivo sobre una placa metálica, que por razones curiosas se denominaban ferrotipos (tintype), incluso cuando no se realizaban sobre hojalata. Los ferrotipos fueron una de las primeras formas de fotografía verdaderamente para el pueblo. Durante la Guerra de Civil Americana se ven cientos, miles de ferrotipos hechos por los soldados para enviar un retrato a sus casas.

Ésta es una cámara H.B. Lewis para colodión húmedo, es básicamente la típica cámara usada durante la Guerra Civil. Es la cámara con la que se habrían hecho los ferrotipos de los soldados.

La fotografía conformó la manera en la que recordamos las cosas. Es un cambio cultural muy importante, ya no recordamos que pasó o quién era esa persona a través de canciones, poemas o historias, si no a través de una imagen.

Anuncios

8 pensamientos en “El proceso del colodión húmedo – Procesos Fotográficos – 5 de 12

  1. Pingback: La cianotipia – Procesos fotográficos – 4 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  2. Pingback: Los procesos de Talbot – Procesos fotográficos – 3 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  3. Pingback: El Daguerrotipo – Procesos fotográficos – 2 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  4. Pingback: Antes de la fotografía – Procesos fotográficos – Capítulo 1 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  5. Pingback: Copia a la albúmina – Procesos Fotográficos – 6 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  6. Pingback: La Platinotipia – Procesos Fotográficos – 7 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  7. Pingback: Los Procesos Pigmentarios – Procesos Fotográficos – 8 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

  8. Pingback: La Fotogliptia (Woodburytype) – Procesos Fotográficos – 9 de 12 | Joaquín Paredes Fotografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s