Cómo fabricar una tapa para objetivos

Algunos ya habéis visto que esta semana me han llegado un par de objetivos nuevos para la cámara de 14×14″ (36x36cm) y he tenido que hacerles una tapa. Así que he hecho unas fotos (cutres, como siempre) y aquí os dejo el tutorial.

El proceso con el que he fabricado todas mis tapas, no es ni de lejos un ingenio mío, es el método que compartió el gran Alex Timmermans en su blog y que me salvó de hacer alguna chapuza que hiciera las veces de…

Una de las cosas que más me gustó y me sigue encantando de este mundillo es la naturalidad y altruismo con el que la comunidad de colodionistas comparte conocimientos. Así que cada vez que puedo, intento devolver un pequeño pedacito de lo que me llega.

Material:

  • Cartón para passepartout de 1,5mm y 1mm
  • Cinta de carrocero
  • Cola
  • Tela
  • Cutter
  • Grasa para piel y un trapo para aplicarla
  • Piel de oveja o cabra (son más finas y elásticas que la de vaca, por ejemplo)
  • Bridas
  • Regla

El primer paso es cortar tres tiras de cartón de igual ancho. El largo lo cortaremos a medida sobre el objetivo. Colocamos la primera alrededor del objetivo como se puede ver en la foto, cerrándola con cinta de carrocero. La función de esta primera cinta es simplemente separar la estructura de la tapa del objetivo, dejando así un espacio para que quepa la piel que recubrirá el cartón (luego lo veréis).

SONY DSC

Una vez que la tenemos en su sitio cubrimos en objetivo con un poco de cinta de carrocero para no mancharlo con restos de cola que pueda gotear.

SONY DSC

Cortamos el largo de la segunda tira de cartón colocándola sobre la anterior y nos aseguramos de que queda bien ajustada. También la cerramos con cinta de carrocero.

SONY DSCHacemos lo mismo con la tercera, pero esta vez ponemos cola de carpintero para pegarla a la segunda tira de cartón. Colocaremos las uniones de la segunda y la tercera cinta en lados opuestos para que el aro que estamos construyendo conserve lo mejor posible una forma circular.

SONY DSCSONY DSC

Y otra vez, un poco de cinta de carrocero para cerrar.

Dejamos secar durante unos diez minutos más o menos y sacamos un poco el aro que hemos hecho, de tal manera que sobresalga por encima del borde del objetivo:

SONY DSC Colocamos con cuidado cola en el borde del aro y lo pegamos sobre un cartón ligeramente más grande que el diámetro de la tapa:

SONY DSC

SONY DSC

A continuación retiramos el exceso de pegamento:

SONY DSC

Y dejamos secar otros diez minutos, para proceder después a cortar el sobrante de la tapa:

SONY DSC

SONY DSC

Si no os queda demasiado fino el corte, este tipo de cartón se puede lijar un poco (con una lija muy fina claro). Como es una tapa muy grande, este paso lo he hecho dos veces para tener doble espesor. Si es un objetivo más pequeño no haría falta.

Medimos el trozo de piel que necesitamos y cortamos. Hay que dejar bastante sobrante, suficiente para cubrir el lado de fuera y el interior del anillo.

SONY DSC

Ponemos a remojo la piel para hacerla más elástica y que se adapte perfectamente a la forma de la tapa. Yo la sumerjo en agua caliente porque se ablanda mucho más rápido. Antes de colocarla, hay que escurrirla bien, porque no nos interesa que empape el cartón.

SONY DSC

Ponemos cola en la tapa y la cubrimos con la piel:

SONY DSC

SONY DSC

Con paciencia y cuidado, vamos dando forma a la piel hasta que quede bien estirada y ajustada al cartón. le damos la vuelta y terminamos pegando los bordes:

SONY DSC

A continuación, colocamos una brida alrededor del borde para dejar bien tensa la piel y dejamos secar unas 12 horas. No sequéis la piel con un secador porque la podríais agrietar, tened paciencia.

SONY DSC

Mientras tanto, podéis ir haciendo el interior de la tapa. Yo he usado un cartón forrado de tela negra, porque soy muy maniático y me gusta que todo lo que esté hacia el interior de la cámara sea negro para evitar reflejos y entradas de luz. Pero también podéis utilizar piel si queréis. Lo que yo no recomiendo es el terciopelo (muy típico en las tapas de época) porque acaba soltando un montón de pelos.

Primero hay que cortar un círculo de cartón del tamaño del objetivo:

SONY DSC

He usado uno un poco más fino, porque no hace falta que sea tan duro como el de la tapa. Ponemos cola (mejor pegamento de contacto en spray, pero no tenía) y pegamos la tela encima,

SONY DSCSONY DSC

Le damos la vuelta y doblamos y recortamos el sobrante para que no haya bultos:

SONY DSC

No es necesario que quede bonito, este lado no se va a ver:

SONY DSC

Al día siguiente, cortamos las bridas y separamos la tapa del objetivo:

SONY DSC

Recortamos el sobrante de piel. Yo recomiendo hacerlo de dos veces para no pasarnos con el corte ya que estropearíamos todo el trabajo que hemos hecho hasta ahora:

SONY DSC

SONY DSC

Y pegamos el interior de la tapa:

SONY DSC

Cuando acabo, la coloco en el objetivo y la dejo así un día para que se termine de pegar y secar, y la piel no se deforme.

Cuando está seco se le aplica un poco de grasa de caballo y ¡¡Tachán!! Tapa terminada:

SONY DSCSONY DSC

SONY DSCY esto es todo amigos, nos vemos en la próxima edición de bricofotografía

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s