Miroslav Tichý

Después de un post tan denso como el del sábado, os dejo esta nueva entrada para liberarnos de la dictadura de la técnica, la nitidez y los megapixels. Para hablar algo más de arte y de talento. Para abandonarnos a un mundo sin fronteras mas que las que nosotros nos pongamos ¡Y quién mejor que Miroslav Tichý para conseguirlo!

Estudió bellas artes en Praga y comenzó su carrera como pintor modernista. Con la llegada del comunismo a la antigua Checoslovaquia los artistas fueron “invitados” a trabajar en el estilo socialista. Tichý se negó y abandonó la academia. Cuando regresó del servicio militar obligatorio vivió con sus padres en Kyjov y siguió pintando para si mismo, sin abandonar su estilo. El régimen lo consideraba demasiado independiente y lo mantuvo bajo vigilancia e incluso lo llegaron a internar en alguna institución mental. A partir de los años sesenta comenzó a descuidar su aspecto y a vagabundear llevando consigo una cámara intencionadamente casera. Empezó a tomar fotografías de mujeres de manera clandestina. En 1972 le desahuciaron de su estudio y se vio obligado a vivir en la calle.

Quizás, uno de los últimos genios del siglo XX, o un loco fetichista. Probablemente ambas cosas. Este checo dedicó su vida a la fotografía, sin otros medios que cámaras fabricadas por él mismo con cuerpos de cartón y madera sellados con alquitrán. Con un obturador que accionaba con una bobina de hilo y una goma para la ropa. También era él quien fabricaba las lentes, cortando y lijando Plexiglas (plástico transparente) para después pulirlas con pasta de dientes y ceniza.

Considerado un excéntrico, pero tolerado por las gentes de su ciudad dedicó su vida a observar y fotografiar. Justifica su abandono de la pintura porque “Los cuadros estaban ya pintados y los dibujos trazados ¿Qué debía hacer yo? Busqué un nuevo medio de expresión. Con la fotografía vi todo con una nueva luz. Era un nuevo mundo

Sus fotografías se centran en la mujer, en su cuerpo. La mayoría son fotografiadas sin su conocimiento, otras posan desinhibidas suponiendo falsa esa cámara de cartón. Sin embargo, todas las instantáneas tienen en común una visión exterior: son escenas que permanecen ajenas al espectador, no nos invitan a su mundo. Sus fotografías son tecnicamente “imperfectas”, fuera de foco, sobreexpuestas, subexpuestas, manchadas por el polvo de la cámara… “Un error. Eso es lo que crea la poesía“, “Si quieres ser famoso tendrás que hacer algo peor que nadie en el mundo“. Tras ampliar él mismo sus fotografías solía repasarlas y completarlas con dibujos a lápiz. Las más valiosas las pegaba sobre maderas o cartones e incluso enmarcaba. Es un trabajo basado en las formas, en la luz, en la figura humana. Una completa reinvención de la fotografía.

Pasó toda su vida en la indigencia. Incluso cuando en el 2004 Roman Buxbaum dio a conocer su vida y su obra con el documental Miroslav Tichý: Tarzan Retired prefirió seguir con su vida tal y como era antes. Ajeno a la repercusión de sus trabajos. En 2009 terminó con su relación con Buxbaum argumentando que él nunca le había autorizado para que diese a conocer su obra.

Probablemente el primer “moderno”. Alguien que tendría mucho que enseñar a todas esas “creativas” mentes que hoy compran toy cams, lomográficas y Holgas, a los locos del Instagram o peor aún a los que compran cámaras de última tecnología para luego tratar las imágenes y que parezcan Polaroids ¡¡No os equivoquéis!! Me encantan esas fotos, me parecen realmente divertidas y curiosas, nunca sabes que esperar, un poco velada por aquí, un poco de polvo por allá… Para nada estoy en contra. A mi me encanta trastear con una antigua Voighländer que heredé de mi madre. Pero a esos hipsters postmodernos que creen abrir una nueva vía en el mundo de la fotografía por el mero hecho de usar una cámara antigua o de mala calidad, les diría que leyesen, que fueran críticos con lo que ven. Que la esencia de la “mala técnica” ya fue perfeccionada hace cincuenta años. Y si realmente les interesa re-investigar sobre este tipo de fotografía les animo a que lo hagan, que averigüen que quieren conseguir y lo busquen, y si no lo encuentran que lo creen de cero. Que no esperen a que una multinacional les diga que efectos están de moda y que cámaras tienen que comprar. Siempre tengo que terminar criticando, jeje… ¡Espero que nadie se lo tome mal!

Aquí tenéis un vídeo para que veáis como vivió:

Miroslav Tichý: Tarzan Retired

Un estupendo artículo (en inglés): http://www.americansuburbx.com/2010/04/theory-miroslav-tichy-tarzan-retired.html

Las páginas oficiales del fotógrafo para que sigáis leyendo si queréis: http://www.tichyfotograf.cz/en/

http://www.tichyocean.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s